Friday, January 12, 2007

La Propuesta

La vida, esta llena de muchas propuestas, muchas se cumplen, otras no. La campaña de un político se basa en propuestas de cambios. Cuando vas a una entrevista para un trabajo, propones ser la solución a la necesidad del que te va a emplear. Y en los noviazgos, casamientos y relaciones de pareja no es otro el asunto. Uno propone “ayudar con la felicidad del otro y viceversa”. Claro esta, hoy en día, este término se ha prostituido mucho, y muchos se unen no por la felicidad sino por la satisfacción. Pero eso lo dejaremos a un lado porque ese no es mi punto en esto. Es en las propuestas amorosas. En como creo debe ser la propuesta amorosa.

Serán mis testigos oculares de que yo creo debe ser una propuesta amorosa. Yo no lavare el carro de mi pareja, no podré arreglárselo si se le daña algo (como haría un típico hombre), a veces parezco un poco sobre protector. Pero, mi propuesta para mi pareja es mucho mas profunda que esas superficialidades antes mencionadas. Saber de mecánica, o querer tener los carros brillosos para mí es pura basura. Claro si me toca hacerlo lo haré, pero no es mi prioridad. Prefiero que brillen los ojitos de mi pareja de la alegría al sentirse amada, a que el carro brille pero ella no tenga un novio a su lado, porque el mismo esta muy ocupado con sus panas hablando estupideces de los carros. Mi propuesta para muchos mundanos, es cursi, porque se basa en amor. Para mi es mas importante saciar de amor a esa gran mujer, que llevarla a una disco. Para mi es mas importante escucharla en un momento critico, que pedirle un día que me des mi “espacio” para ir a ver a mis panas y perder el tiempo con mujeres que ni se respetan ellas mismas. Yo propongo tener una vida saludable, que todo lo que este a mi alcance, dárselo (claro si es positivo), siempre y cuando no te malcríes, y no te pongas engreída. Yo propongo que en nuestra casa no falte nada, y abunde el amor. A lo mejor olvidare lavarte el carro, pero siempre estaré ahí para añorarte cuando llegues cansadita. Lo mas seguro si se daña algo del carro tendré que llamar una grúa, porque de eso yo no se nada, pero si necesitas que te lleve y te busque, o hasta te de mi carro para que tu no te quedes a pie lo haré sin pensarlo, sin poner mi carro antes que tu. Mi propuesta es muy profunda, sale de mis entrañas, con ayuda de Dios la escribí para que todos la lean y reflexionen.

Yo propongo una vida llena de amor, pasión, comprensión y mucho respeto a esa mujer que es mi pareja. No criara a nuestros hijos sola, sino que los criaremos juntos. La cocina no será una tarea solo de la mujer, sino que de los dos. Yo no seré un rey y ella una sirvienta. Eso es lo que yo propongo. Tú has tenido la oportunidad de observar las propuestas que rondan en la calle, los ejemplos machistas que corren, los maridos de tus amigas (las que ya tienen) te han dado escuela. Modestia a parte sabes que estoy muy por encima de ellos, y no por mi profesión, porque a la hora de la verdad eso es insignificante, te hablo del trato. Tienes amigas que sabes que las tratan mal. Y tú sabes bien que estoy muy lejos de hacer eso. Yo no me alegro de lo que ellas sufren, pero por lo menos se que debes saber que tienes a tu lado cuando vez lo que ellas tienen a su lado. Yo quiero dar tanto en esta vida que no se si me de tiempo para tanto. Quiero demostrarte que todo lo que digo no es solo una promesa de campaña, sino que una futura realidad. Espero me de tiempo para que lo goces. Me de tiempo para demostrar con acciones lo que aquí digo.

Yo no te propongo un mundo color de rosas, porque de que habrá problemas o diferencias las habrá. Pero yo se que podré ofrecerte algo sincero, algo grande, algo que muy pocos se preocupan en ofrecer. Tu felicidad es mi norte, y a pesar de los problemitas que tengo se que lograre salir de ellos para poder juntos crear un futuro. Y luego el mundo vera lo que es ser verdaderamente pareja.

Gente espero sea de su agrado este escrito, que lo disfruten y si pueden aprendan. No propongan maquillaje, propongan sustancia, propongan lo importante, lo que es prioridad. Cuando proponemos lo correcto, dejamos la mediocridad en la vida fuera de este asunto. Perdonen los que se incomoden, los envidiosos. Pero como dice el refrán: “prefiero que me odien por lo que soy, a que me amen por algo que finja ser”.

Original por: Jorge Díaz – viernes 12 de enero de 2007
Editado por: Gina Ortiz –