Monday, February 19, 2007

En mi viaje mental…

Bienvenida a mi avión, a dar un pequeño paseo,
Para demostrarte todo mi amor, es lo único que quiero.
Porque es que hasta por los poros me sale,
Como cuando sudas, es inevitable.
Decirte te quiero de una forma demostrable.

Alcanzar el mismo cielo azul de los romanticistas,
Aunque tu y yo seamos muy realistas,
El amor es el relevista,
Ya que luego de una pelea, el inicialista
Deja el juego perdido,
Y luego de que encontremos nuestro norte, me olvido
De toda esa disputa,
Pues el amor fue nuestra cura.

Te invito a ser la protagonista,
De nuestro amor de novela,
Sin perder de vista,
Donde los pies quedan,
En la tierra, no exagerando la nota,
Pues el sentimiento de nuestras almas brota.


Te invito a hacer matemáticas,
Pues tu y yo nos sumamos,
Y nos multiplicamos,
De una manera romántica,
Le demostramos al mundo
Que hay posibilidades, estadística,
De que si existe un amor tan profundo.

Te invito a ser ingeniera,
Diseñemos la fundación,
De un amor que traspase fronteras,
Ya que a la larga, nos llenara de emoción
Contarles a nuestros hijos, de nuestro amor.

Yo no soy un poeta,
Simplemente improviso,
Pues mi amor por ti lo hizo,
Capaz a mi cerebro,
De crear estas líneas, como una proeza.
Te agradezco, por todo lo que me has dado,
Pues tu amor me ha cambiado,
Mi vida ha iluminado,
Como la luz a un sendero,
Y te soy bien sincero,
Parece muy “cursi”
Pero el momento lo amerita,
“Because babe, you are so beauty”
No solo física, sino que sentimentalmente
Tienes un corazón que Dios te lo bendiga.
Te invito a ser Tú
Pues tú me enamoraste,
De todas mis dolencias me curaste,
Y tú me haces feliz,
Espero yo ser el tu de mi vida,
Y así querernos inmensamente.

Original por: Jorge Díaz – Lunes 19 de febrero de2007
Editado por: Gina Ortiz –

Teatro o película…

¡Luces, cámaras, acción! Tres palabras usadas por el típico director de cine, pero yo no hablo de una película de “hollywood”, ni mucho menos una de las obras de Jacobo Morales, que aunque muchos lo critiquen es un pionero de esa industria aquí en la isla. Pero no, mi obra esta bien lejos de un escenario, o de un estudio, mucho más lejos de ser una historia de esas maravillosas que nos presentan para sedarnos y alejarnos del mundo real. Yo les hablo de la película que vivimos día a día, del acto que protagonizamos cada segundo. Y es que nosotros protagonizamos actos a diario, hacemos una comedia cuando nos convertimos en políticos de la política de nuestro país, hacemos un buen suspenso cuando con ansias solicitamos un prestamos en un banco por una necesidad y el banco como buen malvado en su trama se tarda con ansias para el que lo solicita, convertimos el acto en horror cuando permitimos que nuestro conyugue abuse de nuestra cría con pasadas relaciones. ¿Que tu vives, teatro o película?

Esto es inspirado en una canción de un disco que encasillan como reggaeton, pero es de un buen poeta puertorriqueño, que asumo no lo catalogan así mucho por su conexión con el reggaeton, pero ahora como ese género genera millones es aceptado. Pero eso no viene al caso, el, mediante una magistral interpretación hablada, sobre una melodía de jazz, hace un breve resumen de su vida, lo cual me inspiro a escribir esto. No es copia, sino mi interpretación de lo que vivimos, lo que actuamos.

Puerto Rico, yo lo amo con todo mi corazon, pero eso no significa que me de cuenta de los errores que cometemos. Nosotros vivimos nuestra película, y solo nosotros hacemos que se mueva por una comedia, o por un horror. Nosotros sufrimos una gran enfermedad y es que culpamos a los demás, especialmente a los políticos, de nuestros pesares. Pero erramos en eso, los políticos son otros humanos que viven su película, y prácticamente no pueden hacer que su película tenga un final feliz, entonces, imagínense que pueden hacer porque la nuestra tenga final feliz. La política en nuestro país, es un desastre total, no es culpa del rojo, no es culpa del azul, ni mucho menos del verde, es culpa de todos, de ellos por su codicia, falta de honor, y debilidad y de nosotros por votar por apariencias, masas, por votar porque “si no voto por este mi mama me deshereda” o votar por este color porque “desde nuestros tatarabuelos votan por ese color” nosotros somos culpables de no tener opinión propia.

Cambiando el tema, mientras me deleito de una buena música instrumental, escribo, y escucho otro prototipo boricua, que por lo menos a mi me da gracia, “el de las apariencias”. Una señora cuenta su teatro, de cuando por un error le vendieron boletos primera clase para venir a puerto rico. Un paquete de apariencias, para aparentar que vuela así todo el tiempo. Yo me pregunto, ¿para que aparentamos algo que no somos?, ¿Qué yo gano con aparentar algo que no soy? Digo yo no le encuentro nada de beneficioso, si a mi no me hace mas ser humano cuando aparento tener mas dinero. Yo simplemente aparento lo que soy y lo que tengo. Si puedo tener camisas de diez dólares, eso tendré, no voy a comprarme camisas de cuarenta dólares para aparentar. ¿Para que? Para agradarle a un sector de la humanidad, y yo conmigo mismo me agrado, ¿le agrada a Dios que aparente lo que no soy? No creo. Esas personas hacen su mejor actuación para convencer a los demás que tienen lo que realmente no tienen. Con la ayuda de Dios en mi casa habrá lo que con tranquilidad pueda haber, si puedo tener muebles de plástico esos habrá y si puedo tener de caoba eso habrá. Pero todos los que habrá, son los que me dejen dormir esa noche sin pensar en mis deudas para tener algo que no puedo pagar. Y si mi costo de vida aumenta, no tiene que significar que soy mejor que nadie, porque eso no define mi humanidad. Simplemente son comodidades materiales que se quedan aquí, el crecimiento humano se va con nosotros en nuestras conciencias y alma.

Otra película que vemos mucho son las de terror. Porque que mucho terror vemos en esos periódicos a diario. Que violaron a una niña, que mataron a cuatro, que cogieron a un joven robando, o vendiendo drogas. Yo se que muchos de ustedes no han vivido nada de esto, pero algunos se que han visto algunas de estas historias. Todos los días yo me asombro por tanta crueldad que leo, a veces no me dan ganas de leer el periódico por no leer esos desastres que algunos protagonizan. Cada violación de menores, me duelen en el alma, porque yo soy tío de niñas, quien sabe si tendré hijas y me preocupa ese nivel de perversión que hemos llegado. Siempre pienso que yo haría, pero ni se. Puedo reaccionar de tantas maneras que ni se. Yo no creo en violencia corrigiendo violencia, pero a veces leo unas cosas que “wao” no se si yo aguantaría que me sucediera algo así, sin reaccionar violento. Dios me ampare y cuide a esas princesas que rondan mi vida. Las drogas son otro veneno que heredamos por debilidad de nuestros antepasados, mezclado a un daño colateral de nuestra unión con los estados unidos. Ese veneno lo he tenido muy cerca de mí, y solo le pido fuerza a las generaciones que me siguen. Luchen que sin eso podemos ser “cool” y vivir “chillin”.

También hay comedia en este Puerto Rico que nos toco. Solo tenemos que permitir que nos contagie la risa. La felicidad es bien educada, si no le abres la puerta para que entre a tu vida no entra. Ella te toca la puerta pero si tu no le respondes se va. Todos los días tenemos motivos para sonreír. Si alguien nos demostró amor, es más que suficiente para ser feliz, para regalar una sonrisa. Si la persona que amamos, nos beso, es suficiente para alegrarse, hay que aprender a valorar los pequeños detalles y podremos ver los grandes movimientos. Dios nos da siempre momentos para gozarnos la comedia del día, la risa es un relajante y es liberadora siempre y cuando no provenga de la marginación de otro ser humano. Yo soy pro-risa, y bromas siempre y cuando no se ofenda nadie. Si en un tapón, nos comportamos como espectadores y no como protagonistas se reirán inmensamente por las cosas locas que hace la gente movidos por la maquina del coraje y el desespero. Yo típicamente me lo gozo, no siempre porque a veces me seduce la maquina de la prisa, y el coraje, pero eso pasa muy poco.

Yo los invito a luchar en contra de esa maquina, el coraje nada bueno origina, ni concluye bien. Yo trato inmensamente de ser lo mas pacifico posible, como dirían los que creen en el Karma, mantener mi Karma lo más bajo posible, no alimentarlo. Mantener mi energía positiva cerca de mí balanceando los malos pensamientos. Porque perfecto no soy, muchos malos pensamientos vienen a mi mente, y lucho contra ellos, peleo contra esos demonios que me atacan, con envidia, comentarios hirientes, intentos de seducción de los demonios para que haga alguna cosa errada. No siempre les gano pero trato de mantener la guerra a mi favor. Para que el día de mi arrepentimiento, no sea tan larga la lista. Pero no es simplemente hacerlo por compromiso, si no de corazón, así es más fácil. Ese es mi teatro diario. Es como un monologo, yo luchando conmigo mismo para no caer en las garras de EL. Mi película tiene de todo, momentos de acción, de drama, de comedia y suspenso, en fin hay de todo. Todo me lo gozo y aprendo, trato de que el horror no entre en mi trama, y el suspenso termine en cosas buenas. En fin busco mi final feliz, que lo alcanzare cuando este apunto de irme de este mundo terrenal, y vea a mis descendientes orgullosos de mí, a mi esposa y compañera de vida, orgullosa de mí. Porque si se me permite y duro más de cincuenta años y a esa edad mi mujer esta orgullosa del hombre que fui, es un logro, y si en adición mis hijos, familiares y amigos lo están, me iría en PAZ, seria el gran final, mi “happy end”. Para eso trabajo en mis actuaciones diarias, para que mi película termine bien.

Los invito a que luchen por su película, háganlo diariamente, en cada actuación, en cada línea que dicen. Puerto Rico tiene todas las oportunidades que ustedes mismos le den para mejorar. Luchemos por eso, el ser estado, ser libre o libre y asociado, no nos garantiza la mejoría de Puerto Rico, nos la garantiza nuestras ganas de luchar. YO lucho por el bienestar de mi familia, mi novia y mis allegados, si todos hacemos esto, Puerto Rico se llenara de personas buscando la mejoría de todos, y será mucho mejor. Hagamos que este teatro, no sea un drama triste, sino que una buena historia. No es ser perfectos, sino que de corazón querer ser buenos, y actuar para ello.

Luego de todo esto, para muchos será una lata, y se iran de la sala, criticando lo baboso que he sido, pero otros se quedaran meditando acerca de todo. Apoyaran lo que digo algunos. Mientras se encienden las luces de la sala para que salgan, les pido que mediten, no culpemos a nadie de nuestros males, a veces la humanidad conspira contra nosotros, pero somos responsables de nuestras acciones conspire quien conspire. Gracias por los que sacaron de su tiempo, y si pueden dejen críticas, son muy importantes para mí. Pero esa es una de las grandes incógnitas mías, porque casi no me escriben, será por lo fuerte o por que no pierden su tiempo, será porque toco fibras que no les gusta que se las toquen, o simplemente que casi nadie lee lo que escribo. Bueno en realidad no se pero si pueden escriban, y si les gusta, me pueden recomendar a un amigo que lea lo escrito, ese es el objetivo entrar en muchos escenarios con mi teatro, a ver si a distintos públicos les gusta mi arte.
“no me ames por mi profesión, ámame por mi humanidad”

Original por: Jorge Díaz - Lunes 19 de febrero de 2007
Editado por: Gina Ortiz –