Monday, June 25, 2007

Rayo de luz

Tu porque entraste sin permiso
Tu porque te colaste en mis suspiros
Alimentando la clorofila
De manera sin igual dando color a mi vida

Yo ni siquiera te invite,
Pero sabes que eres bienvenida
Porque si esa es tu forma de ser
Harás grandes cambios en mi vida

Si entraste así mismo como rayo de luz
Despertando mi noche dormida y obscura
Alimentando y dilatando mis pupilas
Pero a la vez gozando que mi vista se afina

Las mañanas son duras luego de descansar por horas
Pero como el sol alegras todo, todo lo iluminas
Son bien pocas las situaciones que a mi me dominan
Pero tú haces que mi mente al bien se acoja

Si, entraste como rayo de sol a despertar mi mañana
Entraste a mi corazón a despertar mi alma
A decirme una buena razón todos los días
De porque reírnos de nuestra propia vida

Jorge Díaz

Carcajadas Embriagantes

Sigue siendo así como eres
Si, no cambies ni te remodeles
Como estructura en descomposición
Si así estas bien, eres toda una emoción

Tu llegada causa conmoción
A tu entrada, nadie lo nota
Pero vibra mi corazón
Y me digo llego mi hora

Que habilidad tan particular
Carcajadas embriagantes
Si, sino las tengo me hacen delirar
Y si las tengo me embriagan de felicidad

Entre risa y risa se cuela la seriedad
Entre comentario y comentario
Vacilamos toda realidad
Pero que bien se siente a diario

Que deparara el destino nadie sabrá
Que haremos mañana no lo se
Lo mas seguro reiremos
De un chiste, un suceso o alguna cosa mas

Nunca había conocido alguien tan alegre
Tan sencilla y tan igual
La alegría diaria es un ritual
Las risas, un método electrificante

Carcajadas embriagantes
Llenas de mucha alegría
Carcajadas embriagantes
Hoy, mañana todos los días

Que nos deparara el destino no lo se
Se que por lo menos mucho me reiré
Espero sea mucho mas que eso
Pasión, bondad toda un éxito

Jorge Díaz

Ingratitud

Una de las palabras no desearía estuviera en mi diccionario es esta, ingratitud. Pero humano al fin, la coloque sin más ni más, de sopetón y sin darme cuenta. Y es que al igual que ustedes, también cometo errores, tal vez peor que los de ustedes o tal vez iguales, pero de ellos siempre trato de aprender algo. Y he aquí lo aprendido, a golpes, sufriendo, pero créanme que lo aprendí.

Uno debe apreciar y guardar su más valioso tesoro, sus familiares y amigos. Para mí, obviamente luego de casi perderlos pues entiendo su valor, y es increíble, inmensurable. Y por eso me propongo pedirle disculpas, tal vez nunca entendieron la razón, tal vez nunca se percataron del acto, o tal vez nunca me lo perdonen. Pero, asi como el daño esta hecho, mi petición de perdón esta expuesta.

Se que nunca debí haberme alejado de ninguno, por nadie, pero cuando uno se entrega en amor, se ciega un poco, y pensando en que la otra persona se entrega igual, pues toma decisiones. Y no me arrepiento de lo que hice, pues lo hice con amor, y pensando en amor. Pero el destino juega sus cartas, y me toco la desilusión, cosa que no es importante ya, ya la supere, pero tenia esta espinita. Tenía que desahogarme, pedirles perdón a ustedes mis amigos y familiares. A los que lo son de verdad, porque no todos los que llevan mi apellido son mi familia y no todos los que le hablo son mis amigos. Los que son saben quienes son, sin necesidad de mencionarlos. Tuve movimientos erráticos, con un fin en mente lógico. No entendía sus acciones pues cerrado en mis puros sentimientos no cabían excepciones. Me centre en lo que quería, y de mi parte lo logre, pero en esto no solo basta con el 50% sino tiene que haber un cien por ciento. Por eso se rompió todo, pero no viene al caso, sino que mi actitud ingrata es la que les quiero hablar, y pido mis disculpas.

Estoy en el proceso de borrar esa palabra de mi diccionario, tal vez le quebrante la espina dorsal a mi credibilidad, pero si pueden crean en mi otra vez. No volverá a pasar, tengo en mente que la próxima tiene que ser aprobada por ustedes mis allegados. Se que si me quiere los querrá de verdad y no aparentara quererlos. No fui del todo ciego pues cosas que no suceden frente a mi no las puedo ver. Pero se que otras no las quise ver. Y heme aquí pidiendo perdón por esas. Descubrí muchas cosas en mi con todo esto, halle fortaleza que no sabia tener, y aunque estuve un poco desenfocado, me reencontré, reencontré a jorge, el tío, el hermano y el amigo.

La vida esta llena de errores, razones y consecuencias. Yo pague por muchas de ellas, aprendí mucho, y me hizo crecer un montón, así que todo no es malo. De la ingratitud aprendí mucho, y no la incluiré en mi vida. Estará en mi pasado pues no pretendo borrarlo para crear un lindo resume, la incluiré en el para crear un verdadero resume, pero mejor se vera que me invadió, la destruí y me reivindique. Cometo errores como todos, pero espero que en lo que queda de mi futuro, vengan cosas buenas, personas buenas, y mucha felicidad al lado de todos. Espero que esta vivencia les enseñe algo, y no les pase como a mí, que tuve que errar para aprender. Si les sirve de algo pues enhorabuena, léanlo y aplíquenlo. “Ojala encuentre alguien tan buena como tu, alguien tan alegre como tu, alguien tan tu”.

“Errar no es un error, no aprender del error ese si es el error…”

Original por: Jorge Díaz – lunes 25 de junio de 2007
Editado por: Gina Ortiz –