Thursday, November 06, 2008

H: 1 “Súper Mama”

Se escucha un suspiro de libertad, luego una cama rechinar como cuando un cuerpo la impacta. Los pensamientos son tantos que hasta se escuchan en voz alta, tantas cosas que hacer y sigo aquí en casa, decía continuamente. Pero se contestaba, tú te lo mereces, un descanso, total cinco minutos no es tanto pesar. Pero sin terminar el pensamiento se escucha un grito aterrador, un grito que la sacó de la cama, casi vuela, en fracciones de segundos cambió su ánimo a un estado de alerta, y preguntándose, ¿qué habrá pasado? Cuando llega al lugar de los hechos, sólo era que su niño tuvo una pesadilla, la peor de todas. Ella se aflige, casi llora, y lo abraza con tanta delicadeza, pero tanta fuerza a la vez que los fantasmas se caen, los monstruos se disminuyen, se desinflan.


Así comenzó un día más, salvando otra vida. Ella no lo dice, pues no quiere llamar la atención, no quiere que nadie se entere que es la “super mom”, o súper mama en español. Pero datemos un poco más. Madre de tres niños, la mayor es de 11 años de edad, la que le sigue tiene unos 10 y el menor tiene 8. Ha pasado los 35 años por poco tiempo, y tiene una figura que una menor desearía tener, más aún luego de tener niños. Pero esto no es lo importante, sino que además de figura, ella trabaja, y mantiene una casa. Es maestra, consejera, novia, amante, madre, ejemplo, amiga, hermana, hija, compañera, entre otro montón de cosas. En adición cuida y está pendiente de su madre, cosa que a veces la madre misma no nota, pero eso es parte de su trabajo, ayudar no importando si lo notan o no. Así mantiene su anonimato.


Todos los días camina al trabajo, lleva a sus niños al colegio, los alienta de por qué deben estudiar. Luego, en su trabajo, además de hacer un excelente trabajo, mantiene un ambiente armonioso y tranquilo dentro de los estreses del mismo. Después sale de trabajar directo a comer, mientras dialoga con sus hijos. Luego, termina las asignaciones de ellos y estudiar lo que falte. Entonces, después tiene un momento para ella, para terminar en la cama, a descansar ese cuerpo de acero que lleva más de doce horas en acción.


No es un ser único, pues como ella hay muchas, pero no todas. Aquí ya tienen a nuestro primer héroe, en este caso, heroína. Búsquenlo, gócenlo, y admírenlo. Será hasta la próxima.


Jorge Díaz

Sinceramente

Me despierta el músculo facial

Una lágrima ingrata que abandonó el lagrimal

Y prefirió la libertad, aunque la muerte le trajera

Pues mi corazón no late, sólo siente y ordena


Sequía en pleno cachete

Unos colores adornaban las pieles

Y la maldita lágrima, un grupo tiene

Pues luego de que una sale, el montón la sigue


Un torbellino está creado en mi mente

Altas y bajas, la baja autoestima se fortalece

Falsas ilusiones actúan sobre mi cabeza

Y ganan un Oscar por tremenda proeza


Amigos que me quieren sinceramente

Me invitan a beberme los problemas

Fuerzan en mi cara una sonrisa embustera

Que sin alcohol no está presente


Llorar es parte de mi diario vivir

Sonreír es un pasado lleno de polvo

Son tantos los días que no lo soporto

No me acuerdo cuando fui feliz


Mi familia casi no la veo, no me entienden

Ellos no saben cómo me siento, ¡si no han vivido esto!

Sólo me critican y juzgan, yo lo siento

Se olvidaron de mí, es evidente


Busco en las noches lo que necesito en el día

El amor, es una falacia que asalta la vida

Por más que lo busco en donde no debo

Siempre me hiere, me humilla, por eso bebo


Ando vagabunda como un fantasma

Me miro al espejo y no me encuentro

¿Dónde está aquella niña de cuento?

Que su padre todo el tiempo añoñaba


Me duele el pecho, entre lo que más me miras

Pero no superficial como tu amor, mi vida

Me duele bien adentro donde los huesos estrillan

Y tu nada haces para parar de abrir la herida


Pasan las semanas, llegan los viernes

Mis amigos sinceros me esperan

Locos por embriagar mis penas

Y estar más adolorida que el jueves


Sinceramente me estoy odiando

Ya no tengo consuelo, nada para el llanto

No se en quién me he convertido

Una alcohólica, amargada, ejemplo de tantos


Me despierta el músculo facial

Una lágrima ingrata que abandonó el lagrimal

Que me recuerda dentro de mi borrachera

Que desde hace meses no paro de llorar


“Amigos sinceros no son los que beben contigo cuando tienes problemas, sino los que luchan a tu lado y te demuestran cuán pequeños son tus problemas”


Jorge Díaz

Yo encasillado

Tratar de encasillarme
Es como maquillarme
A algo obligarme
Cómo protesto al encasillarme

Si fuera en la iglesia
San Miguel sería
Guerrero de Dios
Contra todos batallaría

Si fuera color sería negro
Absorbería todo tipo de luz
Mezclaría todos los colores
Para ser la unión de todos los seres

Si fuera rapero sería Calle 13
El más marginado por ellos
El más criticado por todos
Pero si lees entre líneas, un buen mensaje

Si fuera político,
Imposible, no definido
Cómo dividir por cero
Cómo nunca haber un pero

Si fuera ingeniero
Sería transparente
Luchador del progreso
Pero sin venderme ni prostituirme

Si fuera actor
Sería un desastre
Porque todas mis películas
Tendrían que llevar un mensaje

Si fuera un árbol
Sería un ausubo
Ganando resistencia siempre
Protegiendo a los míos y a ustedes

Si fuera una flor sería una rosa
Agradando a quién me mira
Hiriendo a quién me odia
Y enredando en mí la obra

Si fuera lugar sería tu cama
Para que descanses siempre
Para acurrucar tu espalda
Para siempre acariciar tu piel

Si fuera un bulto
Sería tu cabeza
Para guardar celosamente
Tu gran inteligencia

Si fuera soldado
Sería un rebelde
Pues no mataría un inocente
Ni pelearía por petróleo

Si fuera ser humano
Sería extraterrestre
Pues no haría nada en vano
Por los complejos terrestres

Si fuera noticia
Alegraría al planeta
Con un “shot” de esperanza
Y unas especias de vida nueva

Si fuera pasión
Sería algo complejo
Entre sensualidad y amor
Entre satisfacción y gozo bueno

Si fuera amor
Sería entendimiento
Un suero puro, eterno
Sin miedos y sin dolor

Encasillarme es difícil
Soy bien complejo
Tan así que te dejo perplejo
Tan así que paso desapercibido
Soy muchas cosas, pues he vivido
Pero mi bondad la pusieron pura
A mi enfermedad no hay cura
Y te contagio a diario bien fácil

La felicidad, es mi enfermedad
No me juzgues ni por casualidad
No vivo en Disney, he sufrido
Pero soy muy feliz porque sigo vivo
Sigo amando y luchando
En este mundo, Dios sabe hasta cuando…

Jorge Díaz

Vertedero mental

Banderas y pancartas lo adornan

Frustraciones e insultos lo abordan

Si eres de los míos eres santo

Si eres de los de ellos eres un falso


Teorías infundadas, mentiras disfrazadas

Ofensas a las mentes puertorriqueñas

Que se creen que aquí definiremos el “status”

Rojos, azules y verdes pelean por el “focus”


Y las mentes fanáticas a cada cual le cree

Según sus padres le inculcaron de pequeños

Sin importarle que podemos ser dueños

De lo que cada cual piensa y cree


Insensibilidad disfrazada de ideal

Creencia doctrinada con maldad

Tu vas a creer en esto te dije

Tú, porque tus ancestros lo hicieron, entendiste


Fanatismo más leal que el matrimonio

No importa si es “Shrek” o “King Kong”

Por ti votaré como “brutosaurio”

Para convertir esto en un “horror song”


Salvajismo e ignorancia

Una pancarta o bandera

Hacen constancia

De la mediocridad eterna


Eres de los otros, de los perdedores

Joderé tu vida hasta hartarte

Cansaré tu ideal de mala muerte

Y en esta batalla no habrá moderadores


Y aquí todo es fiesta y bebidas

Pues el dinero que ahora me quitas

Me lo robaré cuando tu escaño coja

Y pintaré de azul tu idea roja


No me importa mi país sino el dólar

Tampoco me importa que comas o no comas

Sólo quiero que yo y mis panas

Hagamos dinero aunque lo denominen robar


Tu mente me conviene así de ignorante

Que creas que creo en el ideal pendejamente

Así como tú has votado por mí ciegamente

Así después actuaré indiferentemente


Tu que a mi me apoyas, no me importas

Sólo quiero los votos que los millones me acercan

Sólo quiero hacer lo que todos hacen

Hacer dinero con el pueblo sin importar quien se mate


Este es el vertedero que arropa a Puerto Rico

Este es el paño que ciega al país

Que para gobernar hay que ser rico

Y si no te robamos en cualquier desliz


La próxima vez piensen mejor

Busquen personas que quieran el bien

Para este país que siempre es fiel

Aunque lo destruyamos sin amor


Jorge Díaz